Universidad de Jóvenes Emprendedores y Creativos

5 cambios en tu vida después de terminar la Universidad

1986 0 30 mayo, 2018

Durante 5 años estuve casi en una burbuja en la que compartí con muchas personas. Cuando entré a la universidad tenía un grupo de amigos que ahora se redujo a sólo a algunas pocas personas. No es que sea antisocial, de hecho, es lo que naturalmente pasa cuando terminas ese proceso.

Durante los años que pasas estudiando te vas dando cuenta de que a veces no compartes los mismos gustos y la cantidad de amigos comienza a disminuir. Aquellos que considerabas casi como a tus hermanos hoy casi no los ves, pues la rutina es diferente para cada persona y los tiempos a veces no logran coincidir.

1

En cuanto a ti, te sientes más madura, te enfocas en tus planes a futuro y comienzas a dejar de lado las fiestas que te dejaban casi con una jaqueca al día siguiente.

Probablemente ahora que ya terminaste la universidad comenzarás a sentir como si hubieses salido de una burbuja y el mundo te parecerá demasiado grande, y en ocasiones te sentirás sola, pues ya te habías acostumbrado a compartir diariamente con las mismas personas.  Eventualmente tus amigos se fueron a trabajar a otras ciudades, o tienen horarios de trabajo diferentes a los tuyos. Es cierto, tu vida social cambia, pero te hará más madura.

En este punto, no te puedo decir si el cambio fue para bien o para mal, pero puedo hablarte sobre las cinco principales formas en las que tu vida social cambiará cuando salgas de la universidad.

1. Los amigos que tenías en la universidad no son para siempre

Lejanos son los días en los que podías caminar por el campus y encontrarte con tus amigos, o disfrutar de un buen tiempo juntos entre clases.

2

El hacer amigos y el mantenerlos ya es suficientemente difícil, y con un trabajo a tiempo completo y otras responsabilidades de “adulto” se vuelve incluso peor. Algunos de tus amigos de universidad no estarán en tu vida para siempre y otros sí. Solo ten presente que tendrás que esforzarte más para evitar que tus amistades se alejen de ti.

Mi arrepentimiento más grande en la vida es el compartir tantos buenos momentos con amigos cercanos que conocí en la universidad y que ahora ya no son parte de mi vida. No hubo peleas. Simplemente separaciones lentas y no planificadas con las personas que siento que ahora sólo puedo admirar desde una distancia. Sin embargo, sí estoy agradecida de aquellos que aún continúan presentes, a pesar de todo.

2. Mientras más conozco a la gente, más amo a mi perro

Cuando salgo con mis amigos o participo de otra reunión social, a menudo pienso en lo agradable que sería estar en cama con un buen libro, una taza de café y la lluvia golpeando mi ventana, o simplemente mirando la televisión.

Con los años he aprendido que puedo tolerar a ciertas personas sólo en dosis pequeñas. El tener una vida social activa es importante para mi bienestar, pero a veces también es agradable el dar un paso hacia atrás y disfrutar de la comodidad de tus propios pensamientos y compañía.

3. Calidad vale más que cantidad

En la universidad conocí a un montón de personas en un corto periodo, y dos años después de graduarme, puedo contar con los dedos de mis manos el número de personas con quien sigo en contacto. Los tiempos y amigos que pasaron rápido fueron geniales mientras duraron, pero ahora valoro el tener un pequeño y cercano círculo de amigos, en vez de tener muchas amistades fragmentadas. Puede sonar cliché, pero los buenos amigos son difíciles de encontrar.

Muchos amigos han llegado y se han ido con el paso de los años, y llega un momento después de que la universidad ha terminado en el que te das cuenta de quiénes son tus verdaderos amigos. No confundas amabilidad con amistad, pues aquellos que parecen ser amables y confiables por fuera pueden resultar ser ególatras y manipuladores por dentro.

 

La verdadera personalidad de las personas aparece después de la universidad, así que mantén a tus amigos cerca, y a tus buenos amigos incluso más cerca.

4. Te adaptas al cambio

Las cosas buenas no duran para siempre. Perderás contacto con algunos amigos y otros se volverán más cercanos.  Debes encontrar un equilibrio saludable entre preocuparte de tu vida laboral, conocer personas y mantener a tus buenos amigos.

Si te aferras al pasado y a cómo solían ser las cosas, te perderás las oportunidades de ver otros lugares y vivir todo lo que la vida puede ofrecerte tras tu graduación. El cambio es algo positivo, y sin él los triunfos y victorias de la vida no serían tan dulces como lo son.

familia-curso-academico-2013115. Tus familiares ahora también son tus amigos

Al hacer la transición desde ser estudiante universitario hasta convertirte en un adulto que trabaja descubrirás que tus padres son bastante agradables.

Ellos también fueron jóvenes una vez. Han cometido los mismos errores, amado y perdido, y cruzado las mismas líneas que no se suponían debían ser cruzadas.

El oír sus historias y compartir algunas propias llenará un vacío que puede haber creado tu antigua vida social, y, claramente, hará que tu lazo familiar se haga más fuerte.

Visto en Elite Daily & Imágenes de We Heart It http://www.upsocl.com/mujer/5-maneras-en-las-que-tu-vida-cambia-luego-de-salir-de-la-universidad/


Sobre 

Añade tu comentario

Su dirección de email no será pública *

Financiado por
PLAN NACIONAL SOBRE DROGAS
Fotografía de Cromavisión
    Últimos Tweets
    • 2 días ago

    • 6 días ago

    • 1 semana ago

    Comparte
    Si lo que ves te gusta, díselo a todo el mundo. Si no te gusta dínoslo a nosotros.

    Suscríbete a nuestra newsletter y empieza a recibir desde hoy todo lo que podemos ofrecerte.