Universidad de Jóvenes Emprendedores y Creativos

7 pecados de emprendedores novatos

56 0 2 noviembre, 2015

La mayoría de los empresarios están familiarizados con el ridículamente elevado porcentaje de pequeñas empresas que fracasan en los primeros años. Los dueños de los negocios que sobrevivieron a las probabilidades te dirán que no lograron el éxito por su pasión fácilmente. Les tomó mucho trabajo, y en la mayoría de las situaciones, no sucedió de la noche a la mañana.

Dana Brownlee, presidenta de Professionalism Matters, ha pasado la última década dirigiendo su propia consultoría de negocios para empresas y corporaciones, por lo que ha sido testigo de todo. A continuación deja siete de los errores más comunes que los empresarios novatos cometen con una consistencia alarmante:

1. No dejar de lado suficientes reservas de efectivo para mantenerte a ti mismo

138Una de las razones por las que muchas pequeñas empresas fracasan en los primeros años no es porque el modelo no es viable o el empresario no es lo “suficientemente bueno”, sino que los problemas financieros son una realidad. La mayoría de los dueños de negocio simplemente se quedan sin dinero para mantener a la empresa y/o a sí mismo antes de que su compañía sea lo suficientemente rentable como para sostenerse.

Consejo: Establece un fondo especial destinado a sostenerte a ti mismo durante la fase de puesta en marcha del negocio. Se consciente de lo que pones en él, ya que deseas un monto en el que puedas apoyarte plenamente durante 1 ó 2 años para aliviar la presión a medida que creces.


2. Usar supuestos que son demasiado optimistas durante la planificación

Muchos empresarios novatos caen en esta trampa. Tienen una gran idea y convencen a sus conocidos de que es pan comido. Se lanzan al combate sólo para darse cuenta de que habían algunos detalles que no eran tan pequeños y no tomaron en cuenta. Y antes de darse cuenta, el “negocio seguro” cuelga de un hilo.

Sé honesto contigo mismo ¿Estás subestimando el tiempo necesario para conseguir al primer cliente? ¿Estás sobreestimando la demanda por el producto? ¿Estás asumiendo que no hay ningún riesgo sin pensar en lo que podría salir mal?

Consejo: Busca 3 a 5 personas completamente objetivas (no amigos o familiares) y diles específicamente que hagan de abogado del diablo para que puedas identificar los aspectos negativos y luego tomar medidas para mitigarlas.


3. No evaluar correctamente tu modelo de negocio

225No todo el mundo incorpora un plan a seguir. Es muy fácil quedarse en torno al concepto, pero es otra cosa poner la pluma en el papel para evaluar objetivamente tu modelo de negocios global y tu potencial de ganancias. La simple verdad es que tener un gran pensamiento es sólo el comienzo que no se traduce necesariamente en una idea rentable.

Consejo: Evalúa tu modelo y obtén asesoramiento de expertos. Su perspectiva podría identificar una estructura más viable.


4. Tratar de hacer todo tú mismo para ahorrar dinero

No sólo quedarás en el suelo, sino que tu negocio sufrirá porque no tienes la suficiente experiencia en todas las áreas. Tu tiempo es dinero. Piensa dónde debes invertir tus energías ¿No debieras estar en el desarrollo y el perfeccionamiento de tus contenidos, productos y servicios, cultivando las relaciones con los clientes y partes interesadas clave, desarrollando la credibilidad dentro de tu industria? Nadie puede hacer esto para ti.

Dicho esto, otros pueden desarrollar tu sitio web, manejar tus relaciones públicas, desarrollar plantillas para tus boletines de noticias, hacer viajes a las impresoras y fotocopiadoras y realizar otras funciones administrativas. Utilízalos.

Consejo: La clave es identificar qué delegar y qué conservar. Una buena regla general es que si no es parte clave de tu negocio específico, tienes poca experiencia en el área, toma mucho tiempo y hay muchos proveedores que pueden ofrecer el servicio a un costo razonable, considera pedírselo a alguien más.


5. No estar dispuesto a trabajar como un perro durante los primeros días

514Me sorprende la frecuencia con la que me encuentro con gente que ha puesto en marcha recientemente sus negocios, pero parecen sorprendidos de que no están teniendo tantas ganancias mientras trabajan 25 horas semanales. Parece que tienen esta visión glamorosa de la iniciativa empresarial en donde quieren comenzar en la parte superior y saltarse todas las tareas duras. La verdad es que si quieres crecer, la mayoría de las nuevas empresas tiene que darse prisa desde el principio. Esto puede significar tener otro empleo mientras comienzas tu negocio, ser voluntario o hacer algunas tareas gratis para ganar experiencia y exposición. También puede significar estar ocupado durante las noches y los fines de semana.

Consejo: Antes de saltar al mundo de los startups, realmente evalúa tu estilo de vida actual y date cuenta de que lo más probable es que abandones una gran parte de ella (o quizás TODO tu tiempo libre).


6. Ponerle un precio a tus productos o servicios demasiado alto o bajo

613Dana Brownlee cuenta: “Estuve presentando propuestas cada año a una agencia gubernamental grande. Después de unos 4 años de rechazos constantes, tuve un consejo de un colega de que mi precio era demasiado bajo para ser considerado seriamente. Ese año doblé mis precios y fui seleccionada por primera vez”.

En el otro extremo del espectro, no quieres cobrar US$ 20 mil al día y esperar obtener el trabajo.

Consejo: Haz una investigación para ver lo que otros están cobrando. Es mucho más inteligente que ofrecer precios al valor inicial, demostrar tu valor y luego subir los precios con el tiempo. En muchos casos, preguntar a los clientes por su presupuesto no sólo te dará una idea de cuanto cobrar, también podría reducir el riesgo de gravemente subvalorar o sobrevalorar el precio de tu producto o servicio. También puedes considerar la posibilidad de tener diferentes opciones de precios para aumentar la probabilidad de estar ofreciendo algo dentro del rango de tu cliente.


7. No tener una estrategia de crecimiento

97

Todos sabemos de algún restaurante que estaba muy bien cuando se abrió por primera vez, pero después de la ampliación, la comida o el servicio se fueron cuesta abajo. Después desarrollaron una mala reputación y finalmente cerraron. No seas ese negocio.

Aunque la mayoría de las pequeñas empresas piensan que el objetivo es ganar la mayor cantidad de negocios que puedan, esto no es necesariamente cierto. A veces, puedes atraer demasiados y luego tener un reto completamente diferente que podría poner en peligro la viabilidad a largo plazo por completo.

Consejo: Piensa en cómo quieres crecer y desarrollar una estrategia de crecimiento de alto nivel en forma temprana (incluso si cambia a medida que pasa el tiempo).

http://www.accionpreferente.com/estrategia/7-pecados-de-emprendedores-novatos/?utm_source=FBap&utm_medium=Facebook&utm_campaign=fb

Añade tu comentario

Su dirección de email no será pública *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Financiado por
PLAN NACIONAL SOBRE DROGAS
Fotografía de Cromavisión
    Últimos Tweets
    • 4 días ago

    • 3 semanas ago

    • 4 semanas ago

    Comparte
    Si lo que ves te gusta, díselo a todo el mundo. Si no te gusta dínoslo a nosotros.

    Suscríbete a nuestra newsletter y empieza a recibir desde hoy todo lo que podemos ofrecerte.