Universidad de Jóvenes Emprendedores y Creativos

¿Deberes sí? ¿Deberes no?

589 0 24 noviembre, 2014

Visiones de padres y profesores a favor y en contra , así como dos iniciativas innovadoras que evidencian que los deberes en su justa medida y con respecto a determinados contenidos educativos, tienen un potencial pedagógico que no hay que menospreciar.

Escrito por Begonya Nafría noviembre, 2014


La discusión respecto a los aspectos positivos y negativos de los deberes, así como su repercusión en el rendimiento escolar, es un debate permanente en los foros de expertos del ámbito educativo, en las asociaciones de padres e incluso en los organismos públicos responsables de los sistemas educativos de cada país. A principios del siglo XX nos encontramos con una visión positiva de los deberes, que irá evolucionando con el tiempo hacia una visión más negativa o con una concepción más especializada de lo que deberían ser las tareas escolares que el niño realiza en casa.

Haciendo una revisión histórica, en el año 1956 el Ministerio de Educación Español aprobó una circular que prohibía mandar deberes a los niños, marcando una directriz pedagógica innovadora y avanzada a su tiempo. En 2011, el Consejo Escolar de Navarra, a petición del Defensor del Pueblo de dicha comunidad autónoma, publica una serie de recomendaciones sobre los deberes, incidiendo en que deben ser tareas motivadoras para los niños, no ser causa de discriminación y no usarse nunca como un castigo. Además insiste en la importancia de la coordinación del equipo docente y en la adecuación de estas tareas a las necesidades de cada niño.

maitena_deberes

Más recientemente, en 2012, la “huelga contra los deberes” promovida por la Federación de Consejos de Padres de Alumnos de Francia (FCPE), marca una revolución social en el país que trasciende fronteras y vuelve a activar el debate en los diferentes foros respecto a si los deberes son positivos o no para el aprendizaje de los niños .Bajo el lema “Ce soir, pas de devoir” (esta noche, ningún deber), la mayor asociación de padres de Francia convocó una huelga de 15 días sin tareas escolares

En nuestro país, la CEAPA (Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos), quiso proponer una experiencia similar a la francesa, incidiendo en que los deberes representan el fracaso del sistema educativo. Lejos de rechazarlos en su totalidad, la visión que defendían era la de dedicar las tareas educativas fuera de la escuela, a aquellas labores que supongan unaformación complementaria en bibliotecas o museos, con la ejercitación de la lectura, la investigación y el uso de las nuevas tecnologías. En todas estas situaciones, defendían que el niño realizara sus tareas sin la ayuda de un adulto. Otras organizaciones como la COFAPA (Confederación de Padres de Alumnos) o la CONCAPA (Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos), insisten en la importancia de las tareas escolares fuera del aula para ejercitar el esfuerzo y la disciplina.

Este eterno debate, no ha generado tampoco consenso entre los profesionales implicados directamente en la educación de los niños: maestros, pedagogos o psicólogos. Veamos algunos de los argumentos que se esgrimen a favor o en contra de los deberes:

Visión positivista de los deberes:

  • Favorecen el desarrollo del niño.
  • Refuerzan el aprendizaje que tiene lugar en el aula.
  • Ayudar a crear el hábito del trabajo y del estudio.
  • Promueven la autonomía y la implicación de los niños en el aprendizaje.
  • Son adecuados para los aprendizajes que se basan en la repetición y la práctica (la lectura, el cálculo o la gramática).
  • Sirven para conectar el contexto escolar con la vida cotidiana.

Visión negativista de los deberes:

  • Generan problemas de ansiedad, estrés y déficit de atención.
  • Inciden negativamente en el clima y en las relaciones familiares, pudiendo ser fuente de conflicto.
  • Son un elemento de desigualdad e inequidad, en las familias con menos recursos socioculturales. No todos los padres pueden dar soporte al niño mientras hace las tareas en casa y no todas las familias pueden disponer de un profesor de refuerzo extraescolar.
  • Ocupan el tiempo familiar en el que tienen lugar los aprendizajes invisibles, que además no se desarrollan en el contexto escolar.
  • Los deberes no se suelen coordinar con el equipo docente y no se personalizan en función de cada alumno.
  • Generan una alta acumulación de tareas, sin considerar el tiempo que puede tener disponible el niño fuera del horario lectivo.

Considerando los argumentos anteriores, parece difícil la respuesta a la pregunta que da título a este artículo, centrada en el sí o en el no. Quizás la mejor respuesta pedagógica relacionada con las tareas escolares fuera del aula, es la que refuerza el concepto de lo que denomino “aprendizaje líquido” y que tradicionalmente se ha llamado aprendizaje a lo largo de toda la vida”. Partiendo de la premisa de que a cualquier edad y en cualquier contexto aprendemos, la escuela no puede dar la espalda al potencial de incorporar el aprendizaje no formal e informal en el contexto escolar, y viceversa. Debemos concebir la educación como un elemento “líquido” que trasciende las paredes de la escuela, y al revés. Esta realidad debería formar parte de una concepción innovadora de los deberes, centrada en el niño, en los contextos en los que éste interactúa y en las necesidades pedagógicas que vaya a tener a lo largo de su escolarización.

Debemos concebir la educación como un elemento “líquido” que trasciende las paredes de la escuela, y al revés.

Sirvan de ejemplo en relación con esta concepción de los deberes las dosexperiencias pedagógicas siguientes:

  • Deberes creativos (Escuela Pública Fructuós Gelabert de Barcelona). Se trata de una iniciativa diseñada en el marco de la Comisión de Aprendizajes, formada por profesores y padres, que en el curso 2009-10 reflexionó acerca de la conceptualización de las actividades de aprendizaje fuera de la escuela. En ese sentido, el centro educativo promueve los “deberes creativos” entendiendo que estos deben de ser:
    • Breves: sin invadir el tiempo familiar y de ocio.
    • Creativos: no aburridos y que sirvan para relacionar lo que aprenden en la escuela con la vida cotidiana.
    • Personalizados: adecuados a la edad y a las necesidades de aprendizaje del niño.
  • Regla de los 10 minutos (Duke University de Estados Unidos). Esta teoría pedagógica del profesor Harris Cooper, se centra en limitar los deberes y no en eliminarlos. El autor considera, que parece que los alumnos que hacen deberes tienen mejores resultados que los que no, pero sólo si lo hacen con la calidad y cantidad adecuada. Por esta razón propone, y considerando que se ha demostrado que los deberes son más eficaces en alumnos de educación secundaria, diseñar actividades que impliquen 10 minutos diarios para su realización, en los alumnos del primer curso de escolarización obligatoria. A partir de aquí, habría que incrementar en cada curso el tiempo estimado para el desarrollo de los deberes en 10 minutos adicionales, hasta llegar a los 120-150 minutos en el bachillerato. En esta última etapa educativa, se considera importante la repercusión que tienen los deberes en el proceso de aprendizaje de los jóvenes.

A modo de conclusión, cabe destacar que una visión radical de la supresión de los deberes escolares, impediría el concepto de “aprendizaje líquido” centrado en la interacción entre la educación formal y la no formal e informal. Así mismo, es importante incidir en que los deberes deben no sólo aprovechar los contenidos que el alumno puede adquirir fuera del aula y que se complementan con los que adquiere en la escuela, sino también que estos se deben adecuar en el tiempo y en las necesidades del alumno. Incorporar al currículo educativo la enseñanza de técnicas y hábitos de estudio, puede contribuir a que los niños realicen otro tipo de tareas de fuera del aula, que le enriquezcan en actitudes y habilidades que le serán valoradas positivamente a lo largo de la vida (creatividad, innovación, destrezas artísticas, habilidades físicas, etc.).

Begonya Nafría, pedagoga y colaboradora del portal FAROS (Plataforma digital de promoción de la salud y el bienestar infantil del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona).

http://faros.hsjdbcn.org/

© imagen: Maitena

Bibliografía:

– Informe sobre las tareas escolares. Aprobado por el pleno del Consejo Escolar de Navarra el 21 de junio de 2011.

– 10 verdades acerca de los deberes (o 10 razones para dejar de mandar deberes).

– Es recomendable que los niños hagan deberes durante el verano

¿Deben los padres ayudar con los deberes escolares?

– Cooper, H. (2001) The battle over homework. Thousand Oaks. CA: Corwin Press

– Kohn, A. (2006) La verdad a cerca de los deberes: las tareas innecesarias persisten por causa de las ideas equivocadas sobre el aprendizaje. Education Week.

http://universoup.es/9/vivirenlafrontera/deberes-si-deberes-no/

Sobre 

Añade tu comentario

Su dirección de email no será pública *

Financiado por
PLAN NACIONAL SOBRE DROGAS
Fotografía de Cromavisión
    Últimos Tweets
    • 16 horas ago

    • 17 horas ago

    • 3 días ago

    Comparte
    Si lo que ves te gusta, díselo a todo el mundo. Si no te gusta dínoslo a nosotros.

    Suscríbete a nuestra newsletter y empieza a recibir desde hoy todo lo que podemos ofrecerte.