Universidad de Jóvenes Emprendedores y Creativos

Dejaron la universidad si completar el primer año para crear su startup

24 0 3 julio, 2019

No completaron un solo año de universidad, pero Henrique Dubugras, de 23 años de edad y Pedro Franceschi, de 22, ya han amasado la experiencia de un veterano de Silicon Valley. Y su riqueza.

Son los fundadores y máximos ejecutivos de Brex, una empresa emergente de tecnofinanzas valorada recientemente en 2.600 millones de dólares (unos 2.300 millones de euros, con unos inicios poco habituales. Dubugras tenía solo 14 años cuando creó su primera compañía, desarrolladora de un videojuego por internet, la cual cerró después de recibir avisos por infracción de patentes. Poco después, se unió a Franceschi para crear otra empresa: el procesador de pagos Pagar.me, que creció hasta los 150 empleados antes de que la vendieran en 2016. Ambos se inscribieron en la Universidad de Stanford, pero abandonaron antes de acabar el primer año para fundar Brex.

Brex, que introdujo su primer producto en el mercado el año pasado, se ha convertido en una favorita de las fintech, catapultando a sus fundadores al club de los emprendedores más ricos, al menos sobre el papel. De acuerdo con un análisis de EquityZen, un mercado de acciones de firmas tecnológicas que aún no han debutado en bolsa, sus participaciones en la compañía valen aproximadamente 430 millones de dólares cada una, cerca de 800 millones de euros en su conjunto.

El ascenso de estos emprendedores brasileños ha sido rápido incluso para los estándares de Silicon Valley, donde abandonar Stanford para crear una startup es casi un cliché. Brex, fundada hace dos años, se ha convertido en una de las compañías estadounidenses que más rápido han alcanzado una valoración de miles de millones de dólares, sumándose a otras empresas emergentes como Uber Technologies Inc. o los unicornios de los patinetes Lime y Bird Rides Inc.

En 2017, Brex tenía un valor de 25 millones de dólares, según datos de PitchBook. La última ronda de financiación estableció su valor en más de 2.000 millones de dólares. El producto clave de la compañía es una tarjeta de crédito para las startups y para sus empleados que se basa en datos de tiempo real, en lugar de las calificaciones de crédito tradicionales. Uno de los catalizadores de la imponente valoración de Brex, según sus fundadores, es su potencial para expandirse a otros negocios.

La firma también ha introducido recientemente tarjetas de crédito para firmas de comercio electrónico y compañías de ciencias de la vida. Además de las tarjetas para startups, Brex ha dicho que planea dar servicio a empresas más grandes, ofreciendo tarjetas con recompensas a la medida y administración de gastos.

Brex declinó hacer comentarios para este artículo. Dubugras dijo anteriormente que el nuevo negocio de comercio electrónico de Brex ahora representa alrededor de un tercio de sus ingresos.

Otro joven prodigio de las tecnofinanzas, Max Levchin, quien cofundó a los 23 años una compañía que luego se convertiría en PayPal Holdings, es un inversor de Brex. También lo son Peter Thiel, otro cofundador de PayPal, así como el fondo de crecimiento digital Kleiner Perkins y Ribbit Capital.

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2019/07/02/companias/1562047905_158940.html?id_externo_rsoc=FB_CM_CD&fbclid=IwAR260qnryookgV6ATbFq9fkoZ6pw_uV8T5SbLyNroPkSDv5GpF4gyVBvcE4

Añade tu comentario

Su dirección de email no será pública *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios Recientes
Financiado por
PLAN NACIONAL SOBRE DROGAS
Fotografía de Cromavisión
    Últimos Tweets
    • 4 meses ago

    • 5 meses ago

    • 5 meses ago

    Comparte
    Si lo que ves te gusta, díselo a todo el mundo. Si no te gusta dínoslo a nosotros.

    Suscríbete a nuestra newsletter y empieza a recibir desde hoy todo lo que podemos ofrecerte.